Confesiones de una esposa

Confesiones de una esposa
Escrito originalmente por sativa en Guiacereza.com

Confesiones 

  • El: hola, como vas mi amor
  • Ella: bien tomando un pequeño descanso 
  • El: recuerdas que el otro días estábamos hablando sobre cosas que hubiéramos hecho en la vida o muy locas o de que no estuviéramos muy orgullosos?
  • Ella: si, lo recuerdo, por?
  • El: porque quería preguntarte precisamente eso, quiero que me cuentes lo más loco que hayas hecho en tu vida, quizá algo de lo que no te sientas orgullosa:)
  • Ella: jeje con vos o antes de conocerte?
  • El: antes de conocerme.
  • Ella: mmm déjame pensar... creo que si hay algo que nunca te conté 
  • El: que, me llenas de curiosidad
  • Ella: es que fue algo varios años antes de conocerte, con uno de mis ex novios  en la universidad 
  • El: cuando estabas estudiando?
  • Ella: no, cuando estaba haciendo el doctorado 
  • El: y cuéntame fue muy loco?
  • Ella: la verdad es algo de lo que no me siento para nada orgullosa, es más por mucho tiempo trate de olvidar esa experiencia ouch!
  • El: porque, tan mala fue?
  • Ella: digamos que fue algo que me dolió mucho.
  • El: porque té dolió?
  • Ella: porque fue en el momento que me di cuenta que una persona a la que yo en ese momento amaba, me engañaba con otra chica
  • El: No creo que me hayas contado esto antes, porque?
  • Ella: Como te dije, era algo que tenía muy olvidado de mi pasado
  • El: entiendo, quieres contarme?
  • Ella: si, son cosas que ya supere igual
  • El: es un alivio que ya lo superarás, sino estaríamos en problemas jeje
  • Ella: jeje
  • El: bueno, entonces cuéntame cómo comienza la historia 
  • Yo estaba haciendo mi doctorado en la Universidad, en esa época las oficinas de los becarios y docentes estaban ubicados en el subsuelo de la facultad, por lo que era común que después de las 7 de la noche los pasillos y corredores quedaran vacíos. Por ese entonces yo tenía una pareja con la cual llevaba una relación de un poco más de dos años, si bien no teníamos muchos planes a futuro, si nos queríamos bastante, aunque reconozco que por esa época las cosas no iban muy bien entre los dos
  • El: porque no iban bien?
  • Ella: ya desde hacía unos meses atrás de lo que te voy a contar, yo sospechaba que el estaba coqueteando con una de sus alumnas.
  • El: y tenían razón tus sospechas?
  • Ella: si al final yo tenía razón, como siempre!
  • El: como te diste cuenta de que te engañaba?
  • Ella: de la forma más difícil, los encontré teniendo relaciones.
  • El: Cuéntame como fue que los encontraste?
  • Ella: mmm recuerdo eso y se me eriza la piel, que fea experiencia 
  • El: en donde los encontraste, en la casa de el?
  • Ella: No, como te contaba antes, los dos trabajábamos en el subsuelo de la universidad y ese día yo me había ido temprano, pero tuve que regresar porque recordé que necesitaba sacar copias a unos documentos, así que decidí ir a la universidad y utilizar la fotocopiadora, por lo que primero fui a mi oficina a recoger los documentos 
  • El: que horas eran?
  • Ella: tipo 8 u 9 de la noche, estaba tarde y ya no quedaba casi gente trabajando.
  • Y entonces cómo fue que los encontraste?
  • Ella: es que la oficina de el quedaba camino a la fotocopiadora, así que cuando salí de mi oficina cruce la de el y para mi sorpresa a medida que me iba acercando fui sintiendo unos ruidos que me llamaron la atención.
  • El: que escuchabas y que no vas sintiendo a medida que te acercabas?
  • Ella: al principio com que no reconocí que pasaba, pero a medida que me acercaba podía diferenciar que había alguien teniendo relaciones, porque se sentía como gemidos y yo lo que recuerdo es que a medida que me iba acercando mi pulso se aceleraba cada vez más y mi cabeza se sentía como si fuera a explotar por la adrenalina de ir paso a paso comprendiendo de que esos sonido salían de la oficina del que era mi novio.
  • El: Hasta que punto te acercaste a comprobar lo que pasaba?
  • Ella: esa vez la curiosidad mato al gato, si bien en un momento sentí que me iba a desmayar, en lo profundo de mi, esperaba que no fuera el, así que fui hasta la puerta y pude comprobar que efectivamente era el.
  • El: como te diste cuenta?
  • Porque al acercarme a la puerta se escuchaban gemidos muy fuertes de la chica, pero también pude escuchar como el resoplaba y gemía duro,  así que era indudable que era el, sin embargo tuve la genial idea de mirar por la rendija de la puerta y pude ver lo que estaba pasando en esa oficina
  • El: que viste, cuéntame todo lo que recuerdas
  • Ella: el estaba sentado en la silla con los pantalones abajo y ella estaba encima de él completamente desnuda, recuerdo que podía ver como ella lo estaba cabalgando, se podía ver desde mi ubicación como su pene entraba y salía de su vagina y cómo sus glúteos golpeaban contra sus testiculos. Pero lo que más recuerdo era lo aturdida que yo estaba debido a los gemidos de la chica, estaba casi que gritando, se notaba que estaba sintiendo mucho placer. No se si alguna vez te conté, pero el fue uno de los tipos más dotados con los que estuve y esa chica era muy flaquita y pequeña, la estaba llenando completamente!
  • El: no, nunca me contaste, cómo era la chica y cómo era tu ex?
  • Ella: el era un chico alto de 1.80, atlético y bien parecido, con muy buen cuerpo y ella era una chica joven de unos 23 años de unos 1.60 de estatura, cabello claro medio rubio y flaca muy flaca de unos 45 kilos
  • El: me dices que era bien dotado, cuánto medía su amigo
  • Ella: jumm la verdad es que de largo tenía fácil 24 cm y de ancho uno 5cm.
  • El: y como era en la cama?
  • Ella: era bueno, pero sabes que con una herramienta así, es difícil porque a veces lo sientes muy adentro 
  • El: y qué pasó mientras estabas en la puerta, que sentías que pensabas mientras mirabas
  • Ella: rabia sentía mucha rabia, hubo un momento donde tenía los ojos encharcados y no pude mirar mas, era una mezcla de impotencia y ganas de cometer un asesinato jaja
  • El: entonces que hiciste?
  • Ella: nada, recuerdo ir al baño a respirar, quería entrar a la oficina de el y acabarlo a golpes, pero recuerdo que me pareció que debía hacer algo que de verdad le doliera, quería pagarle con la misma moneda, si. Importar nada ni las consecuencias que tuviera 
  • El: y que hiciste, porque ahora si se pone interesante tu historia 
  • Ella: había un compañero que siempre me coqueteaba y mi ex lo odiaba no solo por eso sino porque competían en lo académico, y no se porque pero fui directo a la oficina de el, con tan mala suerte que estába todavía allí, creo que éramos las únicas 4 personas que estábamos e. Todo el edificio. Así que toque la puerta y le pregunté si podía pasar, el estába leyendo y se quito los lentes y se levanto del escritorio para saludarme, me pregunto si me pasaba algo y yo le respondí que si que no estába bien
  • Ella: me pregunto si me podía ayudar y le respondí que si, me pare de la silla y fui directo a sentarme en sus piernas, en ese momento solo quería vengarme de lo que había visto, por lo que sin darle tiempo a que reaccionara lo bese apasionadamente en los labios 
  • El: y el cómo te respondió 
  • Ella: no respondió nada, me tomo de la sintiera y me beso también 
  • El: pero que escena más rica, cuéntame más
  • Ella: yo simplemente lo besé con muchas ganas en la boca y después fui bajando al cuello mientas le desabrochaba la camisa, recuerdo que me sorprendió que tuviera un pecho tan lindo y bien formado
  • El: como era el físicamente ?
  • Ella: era un chico de unos 1.74 de estatura, trigueño de cabello oscuro, también hacía ejercicio y eso quedó claro a medida que lo fui desvistiendo 
  • El: cuéntame cómo sigue, tuviste relaciones con el?
  • Ella: si, al principio yo solo sentía rabia, pero después esa rabia se fue convirtiendo en deseo, quería cogerlo como a nadie, estaba dispuesta a hacerle cosas que jamás había hecho 
  • El: y lo hiciste?
  • Ella: si y de que manera...
  • El: cuéntame entonces, cómo sigue
  • Ella: después de su camisa fui directo a sus pantalones, los desabroché y los baje junto con su ropa interior 
  • El: y  que te pareció ?
  • Ella: bien, me llamo mucho la atención la forma de su pene
  • El: porque?
  • Porque era la cabeza más grande que el tallo, ósea tenía un pene normal, tal vez 16 o 17 cm no más de eso y de ancho el tallo era tal vez 4 cm pero la cabeza era muy gorda por lo menos 5 cm, fue bastante extraño 
  • El: y que hiciste al verlo?
  • Ella: simplemente me lo metí a la boca y se lo chupe con ganas, me concentre mucho en la cabeza, pasaba mi lengua por ella y se la succionaba, en un momento traté de meter todo su pene a mi boca, pero la cabeza me molestaba cuando llegaba al principio de la garganta, aunque me gustaba porque podía sentir cómo latía su cabeza en mi boca
  • El: cuanto tiempo le hiciste oral?
  • Ella: un rato, pero no mucho, tal vez 5 minutos 
  • El: el té decía algo?
  • Ella: nada, estaba completamente entregado recibiendo placer
  • El: eso te gustaba?
  • Ella: si aunque más que todo yo me estaba dejando llevar por la rabia que tenía 
  • Ella: así que cuando pude me incorporé y me quite el Jean y la ropa interior, quedando con la blusa puesta me subí encima de el.
  • El: como lo sentiste?
  • Ella: Rico, esa cabeza hizo que sintiera que se estaba haciendo espacio dentro de mi, sentí como mis paredes se esforzaban por recibirla
  • El: cuéntame cómo lo cabalgaste?
  • Ella: de frente, al principio suave mientras me acomodé y luego empecé a tomar ritmo, sentía como salía y entraba dentro de mi, me estaba gustando sentirlo dentro, aunque mi idea era que se viniera rápido, a los pocos minutos quería extender el placer más y más 
  • El: que hacía el?
  • Ella: me acariciaba las nalgas mientras yo rebotaba en sus piernas y me besaba con mucha pasión 
  • El: lo hiciste terminar así?
  • Ella: no, yo ya estaba emocionada con el placer que me estaban dando, así que hice espacio en su escritorio y me acosté con las piernas abiertas, el se paró y me penetro así, no se porque pero en esa posición pude sentirlo mucho mejor, sentía como salía del todo y volvía a entrar hasta la base. Fue ahí cuando comencé a gemir fuerte, estaba decidida a que me escucharan en todas partes, quería que supieran que me estaban cogiendo en esa oficina. Y mientras yo más fuerte gemía el más fuerte me daba, se notaba que lo que estaba viendo le estaba gustando porque comenzó a gemir y resoplar el también fuerte, era todo un escándalo esa oficina jeje
  • El: más allá de la rabias, lo estabas disfrutando?
  • Ella: si, la verdad era que me gustaba, ademas después desabrocho mi blusa y saco mis senos y me los beso, me gustaba como los acariciaba.
  • El: cuanto tiempo estuvieron así?
  • Ella: no se un rato, lo suficiente para que yo me viniera mientras el entraba y salía de mi, podía sentir como su tronco estaba mojado con mis jugos, yo estaba extasiada por cómo me lo estaba haciendo, en un momento lo saco y golpeó la punta de su pene contra mi clitoris y después lo volvió a meter, que rico se sintió eso.
  • El: lo hiciste venir así?
  • Ella: No, luego me volteo y me puso desde atrás, el escritorio me quedaba un poco incómodo en esa posición, pero cuando me pudo penetrar fue rico, sentí como golpeaba contras mis glúteos y sus testiculos contra mi vagina, yo estaba que mi vos no daba más de tanto gemir, pero la estaba pasando rico con el ahí atrás. Luego en un momento aceleró cada vez más y me dijo que se iba a venir, así que aproveche el momento para poner la cereza de postre a mi venganza.
  • El: que?
  • Ella: le pedí que se viniera en mi boca. Para ese entonces yo nunca lo había hecho y era una de las cosas con las que más me presionaba mi ex.
  • El: que buena venganza, cuéntame cómo te pareció esa primera vez
  • Ella: cundo me voltee me arrodille para recibirlo, le agarre el miembro con una mano, mientras con la otra le agarraba las nalgas, no pasaron 10 segundos cuando pude sentir cómo esa cabeza se iba hinchando cada vez más, su eyaculacion estaba cerca y efectivamente comenzó a venirse en mi boca, podía sentir cómo borbotones de semen caliente salían de su pene, yo solo atiné a llevar su miembro lo más atrás de mi boca posible y a un así podía sentir como esa sustancia pegajosa y Chiclosa me llenaba como por las mejillas, es una sensación que si bien después una le toma el gusto, al principio es difícil de asimilar. Recuerdo pensar en que lo recibía con la boca y después lo escupía, pero el se vino tanto que no me quedo más remedio que tragarme todo su semen.
  • El: te gusto su sabor?
  • Ella: en ese momento no, me pareció bastante desagradable, aunque debo aceptar que el semen no me desagrada y con El Paso de los años he aprendido a disfrutar.
  • El: qué pasó después de que terminó. 
  • As a mi me dio como vergüenza y trate de vestirme rápido, total ya había conseguido lo que quería y creo que el lo entendió así también, porque cuando me estaba yendo me dijo sonriendo. “ Espero haberte ayudado”
  • El: crees que tu ex se dio cuenta de lo que me pasó?
  • Ella: si, y precisamente fue por lo que pasó luego que me sentí mal
  • El: qué pasó?
  • Ella: cuando yo salí de la oficina de mi compañero y fui hacia la mía, me cruce a mi ex que me estaba esperando, yo por supuesto traté de evitarlo, pero el abrió mi oficina y me hizo entrar, una vez adentro trato de besarme, al principio lo esquivé, pero después logro besarme con pasión, la verdad es que yo acepte el beso, aun hoy me pregunto si el pudo sentir el sabor del hombre que hacía 5 minutos atrás había terminado en mi boca 
  • El: imposible no sentirlo!
  • Ella: todo un misterio
  • El: y qué pasó luego
  • Ella: No se que tenía el, pero estaba hecho fuego, no parecía un tipo que hace 20 minutos también estaba teniendo relaciones con otra mujer
  • El: que raro, tal vez era el sexo que estaba en el aire 
  • Ella: pues no se, pero me subió al escritorio y me quito el Jean y la ropa interior, la verdad es que puede ser lo que vos decís, porque yo en ese momento estaba súper excitada, y el también 
  • El: qué pasó después de que te saco el Jean 
  • Ella: sabes, es lo que yo te digo antes, el tuvo que darse cuenta que yo había estado con otro hombre, porque en ese momento beso a mi chica como no la había hecho antes, la saboreaba toda, metía su lengua todo lo que la podía meter dentro mío, pasaba la lengua de arriba hacia abajo y por mi clitoris también. Yo estaba muy mojada, tanto que es raro que a mi me pase, pero me estaba haciendo gemir mientras me hacía sexo oral
  • El: te gustaba?
  • Ella: muchísimo, me estaba dando mucho placer, así que me incorpore y lo bese, su boca estaba empapada de mi, así que saco su miembro por fuera del pantalón y con un ademán hizo que yo me agachara para besárselo y ahí pude sentir el sabor que tenía su miembro, claramente había estado en una vagina antes y no se porque en lugar de darme rabia más me excito, se lo chupe como si de ahí fuera a salir chocolate y Mira que el de mi ex era largo, pero trataba de metérmelo lo más que podía en mi garganta, quería ahogarme con su miembro, no me importaba.
  • El: que rico, cuanto estuviste así 
  • Ella: un rato no mucho, estábamos muy calientes, así que nos terminamos de desnudar y nos acostamos en el piso, yo me senté encima de el, agarre su pene con las dos manos y con fuerza lo fui metiendo hasta el fondo, yo estaba como una endemoniada cabalgando ese pene, lo sentía casi en mi ombligo, era una sensación de dolor y placer al mismo tiempo, mientras tanto el me acariciaba los senos, yo estaba desbordada de placer, lo cual hizo que en medio de gemidos yo terminara otra vez
  • Ella: yo con el había intentado un par de veces hacerlo por detrás, pero la verdad es que hasta ese momento el sexo anal no me había gustado en lo absoluto, pero en ese momento no me preguntes porque, lo saqué de mi vagina que estaba chorreando de lo majada que estaba y lo fui metiendo por mi parte de atrás, no se si era porque estaba tan mojada o si pene estaba tan mojada, que entro sin problemas por detrás, es más las veces anteriores no había entrado ni la mitad pero esa vez simplemente me senté en el y me lo metí completo.
  • El: te gustaba sentirlo dentro de tu colita?
  • Ella: si, en ese momento comprobé lo rico que es el sexo anal
  • El: descríbeme cómo lo estabas haciendo, como lo sentías ?
  • Ella: una vez entró todo yo apoye mis manos en su pecho y de a poco me fui poniendo en posición ergida, sentía como su pene estaba en lo más profundo de cola, al principio lo tome con calma y no quería que saliera mucho, así que solo me movía en círculos con el adentro y después fui sacándolo de a poco, primero un cuarto, luego hasta la mitad y luego hasta casi la punta, ayudo mucho que el mientras estaba en la parte de atrás acariciaba mi clitoris con una mano y con la otra me tocaba los senos.
  • El: el cómo estaba, que te decía?
  • Ella: pienso que estaba extasiado, gemía fuerte. Pero no me decía nada, sólo estaba disfrutando
  • El: y tú seguías gimiendo?
  • Ella: si, pero era un gemido más con tonos de rabia y del dolor que sentía por lo que había visto.
  • El: sígueme contando cómo te penetraba, te dolía?
  • Ella: no, si bien el de el era muy largo y era grueso, no es que sintiera que me iba a lastimar, así que seguí cabalgando con el metiéndome los dedos por delante, hasta que sentí que fue tomando velocidad, entraba y salía de mi rápido, en un momento yo quede como en cunclillas mientras el hacía todo el trabajo, en ese momento yo solo podía decir Ahhh me vengoooo, mientras ele estaba rojo del esfuerzo que estaba haciendo por darme rápido hasta hacerme venir, me agache y lo bese mientras se venía en mi cola, la verdad es que fue un orgasmo muy intenso, ademas podía sentir como el terminaba porque esa vena del pene seguía bombeando dentro de mi.
  • El: qué pasó después?
  • As fue super raro, para mi el se había tomado algo ese día, porque no me explico lo caliente que estaba, luego de que se vino me acostó en el suelo y me volvió a bajar un rato largo, te imaginarás que yo para esa altura no quería saber nada, pero el seguía ahí besándola, hasta que en un momento se le volvió a parar, yo no lo podía creer pero como sabia que esa era la última vez lo dejé que me penetrara
  • El: y te gusto que penetrrs otra vez?
  • Ella: No, a mi ya me estaba doliendo, pero bueno...
  • El: y como termino eso entonces 
  • Ella: El me penetro muy brusco, no sentí nada de placer solamente dolor, sentía que con cada embestida me estaba reventando por dentro, lo buenos es que no duro ni 5 minutos cuando volvió a terminar dentro mio, y si bien esa última vez no me gustó si fue una sensación muy extraña saber que en menos de dos horas me había acostado con dos hombres y me habían terminado en todos los lugares de mi cuerpo.
  • El: como te sentiste?
  • Ella: al principio muy sucia, sentía que la boca me sabía a semen y sentí que me escurría por mi vagina y de mi cola, era una sensación desagradable en ese momento, por más que ahora me encante jeje.
  • El: entonces porque lo recuerdas como algo malo?
  • Ella: porque demoré un par de años en aceptar mi sexualidad y a aprender a conocerme, entonces los meses que siguieron a ese encuentro me sentía como la más perra de todas.
  • El: Por lo menos ya no te sientes así, son cosas que pasan
Publicación anterior Siguiente Mensaje