¿Cómo llegaste a encontrar tu ser bisexual?

¿Cómo llegaste a encontrar tu  ser bisexual?
Escrito originalmente por Seux en Guiacereza.com

Fue más fácil de lo que creí, pero me costó elaborarlo mentalmente por mis prejuicios morales y el conflicto con mi esposo y nuestra relación.

Yo ingrese a trabajar a una oficina que encarga de brindar apoyo a las personas que son migrantes a éste país, especialmente a la comunidad hispana, la mayoría mexicanos. Llegan a buscar oportunidades de empleo y buscar las oportunidades que les permitan salir adelante como tú lo sabes… me cuenta Claudia

Allí conocí a Abril y su esposa Marleny, hacemos un buen equipo de trabajo y somos buenas compañeras y amigas, fue así como una noche fui a su apartamento para terminar un trabajo que teníamos urgencia de entregarlo. - me dice Claudia….

¿Quédate ésta noche con nosotras, que ya es tarde y tienes que conducir más de una hora? No!! no las quiero incomodar…para nada- dijo Abril 

¡Es peligroso que una chica conduzca tan tarde y más en una ciudad cómo ésta!!; no queremos presionarte y eres tú la que tomas de decisión- dijo Claudia

Quizás tengan razón… llamare a mi esposo y le diré que me quedare con ustedes y que mañana temprano llegaré a casa. - dijo Marleny

Abril y Claudia son esposas, están casadas por lo civil y son activistas del movimiento LGTB  en Charlotte, Norte  Carolina, EEUU. Rentan un cuarto de una alcoba en un lujoso condominio a las afueras de la ciudad.

Quizás cuando las conocí me sorprendieron de entrada. La presentación fue impactante cuando se presentaron como esposas. En la mente de una persona cuyas costumbres religiosas y culturales eran tan rígidas, esa palabra no cuadra en la mente. La unión de dos personas del mismo sexo con la formalidad de un contrato marital aún todavía sorprende a mucha gente… pero entendí que las cosas vienen cambiando y en últimas es el amor el que junta a dos personas y eso requiere de todos los derechos civiles que la ley les otorga; cuando las partes definen unirse en esa sociedad conyugal-   dice Claudia

Nos tomamos un café capuchino, charlamos un buen rato de tantas cosas que olvidamos que horas eran.

Abril expreso…. Muchachas miren la hora que es y mañana tenemos que madrugar!! Creo que debemos ir a la cama? A lo que Marleny y yo asentimos. Yo les dije que podía dormir en el mueble para no incomodar… a lo que Marleny respondió… No!! Como dices eso… para nada incomodas; la cama que tenemos es muy grande y cabemos las tres.

Abril tomo de la mano a Marleny,  y yo las seguí detrás. Al entrar a la alcoba había una cama grande con dos nocheros a los lados, un baño al fondo y un espejo gigante. La verdad sentí un poco de temor, pero todo estaba tranquilo y no había ninguna expresión de afecto por parte de ellas…

Marleny dejo caer su ropa, quedándose en una ceda dental blanca, su sostén fue a parar a una bolsa de ropa sucia y sus pechos quedaron al aire. Era la primera vez que veía a una mujer desnuda a mi lado…. Su cuerpo torneado por el gimnasio dejaba ver su abdomen grabado. Sus nalgas parecían de piedra, no se veía ninguna estría. Sus pezones eran oscuros y tenían una aureola grande que cubría gran parte de su teta… Me miro y me pregunto… ¿pasa algo? Me ruborice al escuchar la pregunta. No!! Sólo es que es la primera vez que veo una mujer desnuda delante de mi… ¿te molesta? No para nada… Abril soltó la risa y me dijo… relájate mujer, nosotras somos muy tranquilas con la desnudez… cogió una toalla y se fue al baño. ¡Ya vuelvo exclamo!!

Marleny me dijo… quítate la ropa! ¿Quieres bañarte antes de dormir?… con pena le dije que sí. Tomo del armario una toalla blanca  y me la paso… inicie quitando mis zapatos, sintiendo la alfombra… me senté al borde la cama, mientras miraba por el espejo la espalda de Marleny que recogía algo de desorden.

En el baño se escuchaba las gotas de agua caer, que contrastaban con los ruidos de los carros que pasaban a lo lejos. Marleny se acercó y me dijo… ¿estas más tranquila?  La miré a los ojos, pero no pude evitar ver su abdomen… los vellos delgados que hacían una carretera desde su vientre hasta donde iniciaba su tanga blanca me parecieron divinos…siempre quise tenerlos de esa forma.

¿te gusta lo que ves?  Sonreí y disimulé diciendo… Te quedan bonitos los vellos ¿los depilas? No solo nacen de esa forma- me respondió

Yo les tengo más gruesos por la depilación… mi marido me los hace cortar- le dije

En ese momento salió Abril en una piyama roja descubierta adelante, con una tanga del mismo color que le hacían ver sus ojos café claros más brillantes; los encajes blancos terminaban en un pequeño moño. Su abdomen no tan plano como el de Marleny se veía completamente depilado… riendo me dijo… ¿te gusta?  Lo compre en Victoria Secret bien baratos… le dije, ¡sí!! está bien lindo tu conjunto. Sus senos un poco caídos, dejaban ver sus pezones rosados… duros por el agua. ¡Las dos se rieron al tiempo!!  ¡Lo cual me hizo sonrojar Marleny dijo… es mi turno, ya vuelvo!!

Abril me dijo… ¿quieres que te ayude a quitarte la ropa? No, no tranquila. Solo acate a preguntarle para cambiar de tema y sacar la tensión …  ¿Cuánto hace que viven aquí? Hace más de dos años, estamos cómodas con lo que tenemos las dos, no son muchas cosas, pero es suficiente.

Se acomodó en la orilla de la cama a mi lado y comenzó a ponerse crema humectante en sus piernas… el olor a perfume inundo el ambiente… ¿Te cuidas la piel? me pregunto

Sólo un poco…después de tener mis dos hijas, Sólo pienso en trabajar para brindarles una mejor oportunidad a ellas y el cuerpo pasa a un segundo plano. Le dije

Debieras de cuidarlo… ¡recuerda que es el templo donde vivimos!!- exclamo.

Marleny salió de cuarto envuelta en una toalla blanca y con otra en el cabello.  Es tu turno!! Dijo suavemente…

Me pare rápidamente y me fui al baño. Saque mi bluyín y mi camisa. Quite mi sostén y mis senos cayeron producto de la gravedad y los años amamantando mis hijas. No estaban parados cómo antes de la preñez, pero mantenían el tamaño…sólo el pezón me había crecido.

Cuando saque mis tangas note que están mojadas… no era mi humedad normal, era una humedad viscosa, como cuando mi marido me pajeaba siendo novios.

No lo podía creer?…decidí mandarme la mano para comprar que no era cierto!! Mi concha estaba húmeda, llena de líquidos  que me salían por montones… No puede ser!!  Dios mío, Dios mío…que me esta pasando?  Me metí a la ducha totalmente confundida, quería creer que estaba equivocada… ¿esto no me puede estar pasando a mí?- me preguntaba

¡Coloque el agua fría para sacar el calor que me invadía… las preguntas me surgían!!  ¿será que me gustan las mujeres? ¿soy lesbiana Dios?  Esto no me puede estar pasando… ¿estas loca? 

Juague con jabón toda mi concha húmeda, dejándola limpia; quería borrar todos los rastros de deseo, quería se que perdiera el olor a mi sexo, castigarla por mojarse ante la imagen de otra mujer… ¡concha sacrílega que te levantas ante los deseos carnales!! La golpee con fuerza para que calmara su naturaleza… ¡eres de un falo!!  ¡estas hecha para ser clavada con la estaca de mi macho!!

Resé , resé para que me limpiara las ganas, para que se me quitara la confusión, pero ella seguía volando, cansada de la sequía, cansada de no ser ella, cansada de mi misma…

Salí del baño  y me envolví en la toalla que me habían dejado… blanca cómo la primera vez, blanca como la nube que vi cuando mi primera preñez, blanca como la ropa íntima que juro ser de un hombre ante los ojos de Dios.

Salí a la alcoba y Marleny estaba encima de Abril, jugando con su pelo…dándole pequeños besos en los labios, como niña aprendiendo a besar… Perdón dijo Abril!!  A mi pequeña le gusta jugar antes de dormir… expreso

Sean ustedes!! No se preocupen por mí- les dije

Marleny se acercó y me tomo de la mano, lo que provocó la caída de parcial de la toalla, ya que alcance a tomar una parte de ella para evitar mi desnudez completa…sentí pena de mi cuerpo, sentí vergüenza…a lo que ella respondió con ternura…deja que caiga!! No te preocupes por eso…se quedó mirando mis estrías  producto de mis embarazos.  Con los dedos comenzó a tocar las líneas  y dijo “benditas estas líneas que son la marca de la vida, benditas las marcas de las hembras que han parido para que podamos existir… sólo Dios sabe que es el amor de una mujer”

Beso mi vientre y abrió la cobija para que me acostara…deje caer la toalla y la desnudez fue plena.

Continuara....

Posdata Animo a los que lean mis textos a calificarlo y comentarlos. Es la unica forma que  se tiene, para saber si ellos logran el objetivo edonico que mueve esta labor. Todos mis textos son reales y no pertenecen a la imaginacion. 

Publicación anterior Siguiente Mensaje