Chantaje sutil

Chantaje sutil
Escrito originalmente por phantom44 en Guiacereza.com

Alicia iba camino al colegio esa mañana sabatina, era una joven muy despierta que estaba en plena adolescencia… esa época tan crucial para enfrentar todos los interrogantes de la vida…tenía muchas inquietudes y lo más lamentable era que no tenía una persona que la aconsejara y le diera las pautas a seguir ante situaciones que todos los días tenía que enfrentar…una situación muy peculiar la tenía pensativa…su madre había abandonado el hogar por diferencias con su padre…el viejo ni corto ni perezoso ya había conseguido una compañera y ahí precisamente empezaban los problemas…su madrastra era una mujer cercana a los treinta años y su padre la doblaba en edad…además de lo anterior su padre trabajaba en construcción y salía muy temprano a laborar y regresaba muy tarde…Susana su madrastra además de joven era muy bonita, para completar era muy apasionada y esa intensa pasión que la acompañaba a toda hora no podía ser mitigada por ese viejo albañil que había perdido toda su potencia sexual…pero a rey muerto rey puesto…Susana ya había hecho una conquista para superar ese problema, se trataba de Carlos un apuesto joven hijo del dueño de la tienda de la esquina, sabía que ese gañán podía hacerla muy feliz, sus ajustados jeans dejaban entrever unapoderosa herramienta en su entrepierna… ni siquiera comparable con la diminuta pirinola de su marido…y no se equivocó … esos dos cuerpos ardientes se entregaron mutuamente en un adulterio lleno de caricias ardientes …la cama de matrimonio fue el escenario de un encuentro concupiscente en que se cometieron las más ardienteslocuras…todo estaba servido para mantener una relación difícil de descubrir…bueno a menos que se presentara una situación inesperada…

Alicia esa mañana se había encontrado con Carlos…sí… el mismo amante de Susana…ella no sabía de la relación de su madrastra con el joven de la tienda…como mujer le gustaba ese chico pero tal vez ella era muy joven para que Carlos se fijara en ella…una joven que hasta ahora estaba creciendo, con una figura de niña, su cuerpo aunque mostraba unas curvas sensuales estaban todavía incipientes y no transmitían la imagen de una hembra atrayente, sus senos eran pequeños y sus pezones eran lo único que sobresalían en su pecho…aunque Carlos le llamaba mucho la atención Susana tenía también una inquietud respecto de Susana…aunque parezca irónico esa mujer la atraía en forma peligrosa…admiraba su cuerpo, sus turgentes senos, sus caderas incitantes, su trasero casi perfecto y podía adivinar que esa mujer debía tener una vagina bella y ardiente…esa admiración había empezado sin querer queriendo…un domingo por la mañana entró al cuarto de su padre a sacar una maleta que debía llevar al colegio para la misa dominical…su padre y Susana habían estado tomando hasta tarde y ahora estaban en la cama completamente fundidos…su padre a medio vestir y Susana completamente desnuda…allí en ese momento pudo apreciar la belleza de su cuerpo…sus senos provocativos…su sexo cubierto por un vello dorado formando un espléndido triángulo rubio…su trasero firme con dos nalgas que provocaba la envidia de cualquier mujer incluida ella …desde ese día la imagen de su madrastra la perseguía…por las noches con solo recordar esa escena se excitaba y empezaba a acariciar sus pequeños senos…se emocionaba al comprobar que sus pezones se endurecían y que un hormigueo le corría por su cuerpo…sus manos tocaban su entrepiernay descubrió sin querer la forma de masturbarse con solo acariciar sus labios vaginales y su clítoris que empezaba a asomarse en la parte más septentrional de su vagina…

Alicia sumergida en esos pensamientos lascivos y con la preocupación de no tener definidos sus gustos sexuales llegó a su colegio, le llamó la atención que todos los alumnos estaban agolpados en la puerta, preguntó y la respuesta que obtuvo fue la que se había decretado un paro por parte de los profesores…no había clase y ellos tendrían que devolverse para sus casas…esperó un poco para ver si había una contra orden pero definitivamente le tocó marchar a casa…sacó su celular para mirar la hora y ya había pasado una hora desde su salida de la casa…

Nuevamente en el recorrido de regreso siguió pensando en su madrastra…desde ese domingo que la vio desnuda Alicia se había dado a la tarea deespiar a Susana para mirarla en su intimidad, un sentimiento voyerista hacia su madrastra se había despertado súbitamente y en su afán de querer llamar la atención de Susana había tratado de impresionarla con actitudes exhibicionistas, usando minifaldas llamativas… cuando podía le mostraba indirectamente sus atributos físicos pero no había receptividad de parte de ella para esos mensajes…no hallaba como hacerse desear de su madrastra, ella estaba muy encoñada de Carlos y así era difícil… lo único que podía era recrearse los domingos cuando amanecía con su padre desnuda después de la borrachera fija de los sábados por la noche…con su celular le había tomado fotos desnuda y por las noches no se cansaba de mirarlasy de masturbarse pensando en ella…de pronto se dio cuenta que había llegado a su casa…fue a golpear pero la puerta estaba ligeramente abierta, se le hizo extraño y se quitó los zapatos para no hacer ruido…al acercarse al cuarto de su padre empezó a oír jadeos y gritos apagados, se acercó más y el ruido de la cama le indicó que una pareja gozaba de las delicias del sexo…con mucho cuidado corrió la puerta y una escena de lujuria entre su madrastra y Carlos el joven de la tienda la dejó alelada…el chico tenía clavada a su madrastra y con una cabalgata impresionante metía su verga en las entrañas de Susana, la mujer jadeaba y chillaba de gozo y placer, Alicia sacó su celular y buscando el mejor ángulo tomó varias fotografías…antes de irse se deleitó con esa escena de adulterio…otra vez la duda de su sexualidad la atormentaba…no sabía si era más llamativo el pene de Carlos o la jugosa vulva de Susana…se retiró antes de que su excitación le jugara una mala pasada…salió de su casa y se fue a quemar tiempo en el parque del barrio…

Por la noche la escena lujuriosa de esa relación volvió a despertar sus deseos sexuales…ahora que tenía la prueba de la infidelidad de Susana las cosas serían a otro precio…volvió a la galería de su celular y empezó a recrearse nuevamente con las fotos de Susana desnuda…cada vez ansiaba más probar esa deliciosa vagina …quería meter su lengua y acariciar las paredes más interiores de su sexo y degustar los líquidos que afloraban de esa fuente de placer…se durmió acariciándose y pensando en su madrastra.

El viernes siguiente Susana debía ir a una diligencia personal, Alicia seguía sin ir a la escuela pues el paro continuaba…la chica vio la oportunidad perfecta, apenas Susana salió de la casa ella se puso una minifalda y una blusa escotada…salió para la tienda y buscó a Carlos…lo encaró en forma directa y después de insinuársele lo convidó a hacer el amor…Carlos creyó que era una broma, esa chica era casi una niña y así se lo manifestó…Alicia le dijo que la hiciera mujer para que pudieran tener algo entre los dos…Carlos la iba a despachar pero Alicia lo llamó y le mostró las fotos de su celular…Carlos palideció y la chica le dijo quela acompañara a su casa que deseaba ser suya…se fueron sin decir palabra guardando una distancia prudente Alicia entró a su casa y luego entró Carlos…allí en esa misma cama donde Carlos se comía a su madrastra y donde su padre le hacia el amor a Susana allí quería entregar su virgo a ese joven…Alicia se desnudó y Carlos después de ver esa mujer en potencia dejó los prejuicios a un lado y se abalanzó sobre la chica…fue una relación intensa que sólo le dejó a Alicia una experiencia con sabor a amargo…Carlos creía que estaba con Susana y de un solo envión fue metiendo su erecta verga lastimando a la joven que sintió cómo un hilillo de sangre corría por su entrepierna cuando el himen fue destrozado por ese ariete de carne…allí quedó el virgo de Alicia… el dolor de la desvirgada era una experiencia que nunca olvidaría…

Carlos se retiró de la casa, ahora se sentía que estaba atrapado por esa chiquilla…cada vez que le dieran ganas podía exigirle sexo…eso lo tenía pensativo…era un chantaje que no sabía dónde podía terminar.

Susana ajena a todo lo que había sucedido regresó a casa y se dispuso a descansar un rato…tenía toda la tarde libre y sólo quería estarse en su cama sin hacer nada…se colocó una bata de dormir y se puso a leer un libro…estaba ensimismada en la lectura cuando entró Alicia, vestía una bata de dormir transparente y su cuerpo iluminado por el sol que entraba por la ventana quedó prácticamente a la vista de sus ojos incrédulos…Alicia llegó hasta la cama y con su bata a punto de desabrocharse la miró fijo a los ojos y le dijo en tono seductor que tenía algunas cosas que preguntarle de mujer a mujer…Susana se sintió azorada pero le contestó que sí…Alicia se subió a la cama y acostándose cerca de ella abrió su bata y sus senos quedaron a la vista…la primera pregunta sonó casi a chiste…qué debía hacer para que sus tetas crecieran y adquirieran esa exuberancia de las de Susana…antes de responder Alicia tomó los senos de su madrastra y empezó a acariciarlos…Susana le apartó las manos para que no siguiera acariciándola pero Alicia sacando valor le dijo a su madrastra que ella la deseaba y quería que le enseñara a hacer el amor…Susana quedó estupefacta, ni por un momento había pasado por su cabeza que esa joven le fuera a hacer esa proposición, era muy joven y además a ella nunca le habían llamado la atención las mujeres, se alistaba para responderle negativamente cuando Alicia en un tono más autoritario le dijo a Susana que si no quería a las buenas que le tocaba hacerlo a las malas…Susana quedó extrañada de ese tono, Alicia sacó su celular de un bolsito y empezó a enseñarle las fotos que probaban su infidelidad con Carlos…Susana sintió que se la comía la tierra…trató de quitarle el celular pero Alicia le dijo con mucha autoridad que ella ya tenía copias impresas y por más que le quitara su celular ya las pruebas estaban muy bien guardadas…Susana quedó de una pieza…estaba frente a un chantaje y no tenía como evadirlo…Alicia muy despacio empezó a zafar el nudo de la bata de su madrastra y abriéndola dejó al descubierto sus senos turgentes…las exuberantes tetas caían sobre su torso… sus areolas ligeramente oscuras mostraban orgullosas unos pezones de un rosado intenso…estaban adormilados pero ella empezó a acariciarlos suavemente…Susana cerró los ojos y se hizo a la idea de que era Oscar quien la estaba acariciando, era difícil aceptar las caricias de una mujer pero muy pronto Susana se llevó una sorpresa, las suaves caricias de la joven empezaron a excitarla intensamente, eran tan diferentes de las de Oscar, el hombre en su afán de autosatisfacerse sólo pensaba en su placer y sus caricias tenían una intensidad rayana en la brusquedad , en lugar de darle placer a veces lastimaban a Susana, sus besos en los pezones se trasformaban fácilmente en mordiscos dolorosos que antes de excitarla le producían dolor…en cambio esa chicacuando su boca rozó sus pezones le dejó la sensación más placentera de su vida…una boca suave que trataba en lo posible de no lastimarla empezó a succionar muy suavemente sus senos, era como si le chuparan intensamente las fibras de su ser, pero la sensación más intensa y desesperante que la llevó casi alclímax fue cuando la traviesa lengua de Alicia empezó a lamer tiernamente sus pezones…haciéndole círculos concéntricos en cada pezón con su lengua húmeda la llenaba de un placer indescriptible, de vez en cuando con sus dientes le daba un mordisco suave y luego su lengua nuevamente arropaba sus pezones que habían adquirido una rigidez sorprendente…Susana sin querer fue borrando de su mente la imagen de Carlos y la estaba reemplazando por la de Alicia, su lengua que la estaba llenando de placer quería ahora sentirla en su vagina…para dicha suya la boca de Alicia empezó a bajar hacia su sexo y ella deseosa de las caricias de Alicia fue abriendo sus piernas y con sus manos abrió más la bata para que Alicia se acercara a su húmeda vagina…Alicia llegó a esa vulva deseada…sus labios estaban entre cerrados pero ella delicadamente con sus dos manos separó los labios que se abrieron como las alas de una mariposa y empezó con su lengua a recorrer muy despacio la entrada de esa gruta de placer…lo efluvios vaginales bajaban en forma copiosa y Alicia los chupaba con fruición…con su mano abrió más esa vagina y su lengua empezó a meterse muy adentro …recorría ese entorno de mucosas rosadas y lubricadas…Susana se sentía en el cielo, como pudo bajó sus manos hacia su candente coño y con los dedos tensó la piel de la parte más septentrional de su vagina para que Alicia tuviera fácil acceso a su enhiesto clítoris…Alicia se maravilló de descubrir ese pequeño órgano que parecía un diminuto falo…con su lengua empezó a lamer el “gallito” de Susana y esa caricia tan erógena hizo explotar a Susana, su cuerpo empezó a temblar, cada lametazo en el clítoris la hacía explotar de pasión, su cuerpo empezó a temblar y presa de violentas sacudidas arqueaba su cuerpo sobre esa cama a punto de caerse por los violentos movimientos…Alicia vio que Susana era una mujer muy arrecha…incremento los movimientos de su lengua en el clítoris y simultáneamente le empezó a dar dedo por su vagina…Susana gritaba, gemía, lloraba y pataleaba de la emoción…vino por fin su orgasmo…sintió que se elevaba a un cielo multicolor y que su cuerpo vibraba de intensidad por el furor de esas caricias…luego sintió un vacío y posteriormente un descanso …pero Alicia quería ydeseaba ser acariciada…colocó a Susana en una cómoda posición y abriendo sus piernas con un gesto casi implorando le ofreció su sexo a su madrastra, Susana nunca había hecho un sexo oral con tanta intensidad como esa vez, su boca recorría repetidamente la vagina de Alicia…ella con sus manos le ayudaba a abrir sus casi virginales labios y Susana con una maestría innata le proporcionaba unas caricias enloquecedoras, sus dedos empezaron a penetrar esa vagina mientras su boca buscaba ansiosa el clítoris de Alicia…con todo lo que había aprendido de Alicia fue ellaahora la que hizo temblar de pasión a la joven…sus movimientos repetidos y la intensidad que le ponía a sus caricias llevaron a Alicia a su primer gran orgasmo… lo de Carlos sólo fue una penetración dolorosa…ahora sí sabía lo que era un orgasmo…

Cansadas pero no saciadas las dos mujeres se abrazaron fuertemente …se besaron apasionadamente en la boca, sus salivas mezcladas con los efluvios vaginales formaban una mixtura de un sabor indefinible pero altamente afrodisiaco…las posibilidades de encontrar nuevas experiencias eran múltiples y ellas se encargarían de disfrutar plenamente la sexualidad hasta donde pudieran sin la presencia de Oscar…además de eso… y lo más importante …ahora no había necesidad de un chantaje sutil…

Publicación anterior Siguiente Mensaje