CELESTE COMPAÑERA DE TRABAJO (5)

CELESTE COMPAÑERA DE TRABAJO (5)
Escrito originalmente por HUGOSO en Guiacereza.com

Por solicitud de la Empresa volvi al lugar donde habia iniciado, allí entró una señora muy bonita, tenia un caminado sensual, recuerdo a un compañero decirme, mirá como camina de rico, en aquella epoca estaba de moda los correos electronicos y se utilizaban mas que para trabajar para enviar pornografia, y de diferentes puestos llamaban y decian, vení mirá esto o lo otro y era pura pornografía, a las mujeres tambien se invitaban y ella decia, que es eso, que hacen mirando esas cosas, pero yo la observaba y le notaba cierta excitación. Una vez conté un chiste que resumiendo el señor le dice a la esposa que sedusca a un simio que estaba en una jaula, que se le acercara y cuando este la cogio, le pregunto al esposo, ¿que hago? y el le dijo, digale lo mismo que a mi, que tiene dolor de cabeza, que está cansada, que tiene el periodo, y me pregunto, a usted le pasa eso? yo nunca digo que NO, esas palabras retumbaron mucho tiempo en mi cabeza.

Empecé a molestarla, la abrazaba por la espalda y le acariciaba los brazos, le decia que estaba muy linda, le llevaba algún dulce, luego empecé a rastrillarla cada que podia, una vez necesitaba algo de su escritorio y pase mis manos por entre sus piernas para agarrarlo, ella estaba parada de espalda, no me dijo nada, solo le dio risa, nos ibamos en el mismo colectivo, no me servía pero le dije que me dejaba cerca a mi casa, pero la verdad, la caminada era larga. yo siempre abria la ventanilla como pretexto  para rosarle las tetas, y le iba acariciando las piernas, una vez llevaba una minifalda y meti la mano y le tantie la cuca, senti un grumo y vi como se le desorbitaban los ojos, me pregunto,¿ hasta donde va a meter esa mano?, le conteste - hasta donde usted me lo permita.

Yo le dije a mi jefe que era bueno irla entrenando para las labores que se hacemos en la calle y aceptó que me acompañara de vez en cuando, en la primera salida, terminamos y entramos a un Sandwich cubano, que queda en el norte, recuerdo que era como en la 62 con quinta, comimos algo y ella entró al baño, estaba vacio el lugar, al rato me fui detras y no le habia puesto seguro a la puerta, entré y le dije uy, venga veo y se dio la vuelta como desfilandome, me puse de cuclillas y le chupe esa cuca, y apretaba las piernas como los niños cuando están que se orinan y con voz desesperada me decia, no me quiero venir, no me quiero venir, le dije que volteara, me pregunto ¿para que?, le contesté,  para  ensayar una cosa y quedo de espalda con las manos sobre el tanque del sanitario y se la metí, y me decia que no, esos no que son un si,dame mas, no la saques,  pero igual la saqué,(mas porque no tenía condones), tomamos un taxi rumbo a la oficina y me dijo, por lo menos hace caso, refiriendose a que le saque la polla de esa cuca humeda y me dijo, que creyo? que no cabia?.

La siguiente semana ya tenia mas confianza le tocaba las nalgas y las tetas cada que podía luego salimos a un lugar en la avenida sexta, fuimos con mi jefa, ella llegó hasta el sitio y dijo, yo los dejo, me tengo que ir, entramos, era super oscuro, pedí una jarra de cerveza y conversamos un rato, abrí mi cremallera y me dijo, para que saca eso, le contesté, para que respire, y se prendio a darme una mamada deliciosa, hasta ese momento, Maria y ella eran las mejores mamonas, bueno, siguen entre las mejores, saqué un condón y me lo puse y le dije, venga, me cotestó que no podia, que tenia el periodo, no le crei y le dije, venga le digo como, me dijo a ya se que quiere y se sento sobre mi y la direccionó por el culito, me dijo, uy, la tenes gruesa, porque me dolio.

A los dias siguientes tuve mi primer carro y como le servia la ruta, la llevé durante muchos años, por ende es la mujer que mas ha probado esta polla, todos los dias me la chupaba, todos los dias le daba dedo y muchas veces lo haciamos dentro del carro o nos desviabamos y nos encerrabamos, mantenía asustada porque el marido era supremamente celoso y le controlaba mucho el tiempo, aquí ya existian los telefonos celulares, ella me la chupaba en la oficina, con un riesgo el tremendo, en el archivo, en cajeros deben existir videos, también en edificios que ibamos a visitar y veiamos un espacio, en la Clinica mientras cuidaba a la mamá, lo haciamos en el baño, en restaurantes, me gustaba recogerla tambien y  así cuadraba la mamada de las mañanas y de las tardes, al medio dia un amigo me prestaba su oficina para que almorzaramos y siempre decia que tenia que salir a caminar, la oficina era en otro lugar pero no muy lejos de la nuestra,  nos volabamos y haciamos el amor cada que se podía, ella se aterraba porque yo me venia y mi verga seguia parada, me preguntaba que como hacia, pero es que esa mujer con tocarme ya me tenía listo otra vez, yo le decia que tenia un gallo de finca por lo grandote y me decia que era por el marido, de tanto chuparsela, también me decia que no se le podia negar a él porque iba a sospechar que estaba saliendo con alguien mas, (Pocas veces son tan sinceras), fue mucho el sexo que tuve con ella, cuando la besaba me decia que de una lo sentia en la cuca, la trataba de perrra, sucia, bandida y le encantaba ese trato, asistía a una iglesia y se congregaban en celulas a veces era en su casa, en esas ocasiones me decia, venga se la mamo rapidito que tengo celula, chupaba delicioso, me decia que le fascinaba porque era como chupar un bombon pero de carne.

Por los celos del esposo en esa epoca siempre iba de afán y en las fiestas de la empresa era la primera en salir, yo la llevaba siempre cerca a su casa no sin antes tener sexo en el carro, una vez rumbo a su casa estacioné el carro tras un matorral que da frente a la simon bolivar en el barrio el Caney o ciudad 2.000 donde hay una calle sin salida y nos adentramos a ese monte y alli se bajo los pantalones y le di, siempre con condón. En la oficina le coqueteaban mucho porque la verdad transpira sensualidad y era muy bonita.

Recuerdo que al principio me preguntaba si me habia comido una india como ella, pasaron muchas cosas, me decia que el culito era solo para el marido, y al final me hice dueño, o coopropietario de ese asterisco, habian momentos que ella me lo ofrecia, me decia, usted quiere culito cierto? ante esa pregunta, la respuesta es evidente,  le encantaba que le chupara esa cuca y despues me narraba lo que sentia, pero  lo que mas le gustaba aparte de mamar era, apretarme el chimbo con la cuca, cerraba las piernas y se venia al instante, tenia tecnicas como chuparme el chimbo con la cuca, se quejaba delicioso, es toda una maestra. 

Con el tiempo cambio de trabajo y entró a una oficina cerca del lugar donde trabajabamos y seguimos saliendo, me encantaba el vocabulario que adoptaba, a aquella que parecia una monja, (de hecho una compañera algún dia dijo, celeste es una santa), pero yo sabia que cuando la tenia adentro era otra, me decia comete esa cuca que es tuya papi, que rico ese chimbo.

Una vez tenia un encuentro cristiano atras de la 14 de la carrera 80, me pidio que la llevara, el sitio estaba vacio,era un lote grande y apenas estaban armando la tarima, entonces entramos al parqueadero de la 14, me estacioné estrategicamente y empecé a darle dedo, me decia, estoy arrecha papo, cuantos dedos tiene adentro, mete otro, luego que otro, luego metamela, metamela que estoy arrecha y asi pasó, sudabamos, estabamos en la parte de atras del vehiculo, luego me la chupaba como ternera huerfana, practicamente se baño con los pañitos húmedos y la deje en el evento de la iglesia, está mujer requiere por lo menos uno o dos relatos mas, fueron demasiadas cosas, parqueaderos, sitios al aire libre, para un diciembre iba totalmente desnuda en el carro, la mandaba sin calzones a la casa y me decia que se iba chorreando con el rose de las piernas, siempre fue muy arrecha y como pasó al principio del relato, recuerdan el chiste? fue asi, nunca me dijo que no, cuando estuvo sin trabajo la llamaba y me decia esperate a ver que me invento, o llegaba así fuera para darme una mamada en el carro cuando no tenia mucho tiempo. Por esos dias conocí a Angelica en la oficina y estaba obsesionado con sus tetas, salimos, un tiempo estuve con las dos obviamente mientras trabajabamos juntos y a dificil manejar eso, finalmente le conté lo que pasó con ella y otra, y traté de dedicarme solo a celeste, al parecer ella no lo supero porqué luego haría lo mismo, queda pendiente el relato con angelica y las partes que siguen con celeste

Publicación anterior Siguiente Mensaje