Bud sex

Bud sex
Escrito originalmente por phantom44 en Guiacereza.com

Jorge estaba eufórico, su equipo del alma había ganado un partido que parecía imposible, llegó al bar de siempre donde celebraban sus victorias y lloraban sus derrotas…el bar estaba atiborrado, sólo se veía una mesa con dos puestos pero estaba ocupada por un hombre serio quetomaba una cerveza…aunque Jorge era enemigo de compartir una mesa se dirigió a la mesa y preguntó si podía compartir la mesa y ocupar esa silla, el hombre lo miró muy serio y le indicó que se sentara…estaba también celebrando el triunfo, Jorge pidió dos cervezas y se presentó, el hombre lo hizo igualmente, se llamaba Henry y era el gerente de una pequeña empresa. Pronto los dos hombres empezaron a hablar sobre el tema que los había reunido sin querer , el fútbol y la victoria del equipo de sus amores …los temas siguieron y al cabo de otras cervezas pasaron al plano personal…ambos eran casados Jorge tenía dos hijos adolescentes y Henry una hija adolescente…sus matrimonios funcionaban normalmente y ambos llevaban una vida sexual activa…la esposa de Jorge era una mujer joven muy ardiente, la de Henry era un poco más conservadora en cosas de sexo pero siempre complacía a su esposo, aunque se reservaba todavía muchas cosas que no aceptaba del todo…los temas ahora giraron un poco alrededor del sexo y ambos se ufanaron de su machismo, se jactaban todavía de sus conquistas extramatrimonialescasi siempre amparadas en cuestiones de la empresa…

Las cervezas siguieron consumiéndose y el tiempo pasaba…en un momento dado entraron al bar una pareja de gays, aunque su manera de vestir no los delataba, sus poses y su caminado insinuante los ponían al descubierto, ocuparon una pequeña mesa en un rincón cerca donde estaban los doshombres platicando, la presencia de esa pareja los indispuso un poco y un sentimiento homofóbico no expresado los puso a la defensiva, las caricias no disimuladas, las expresiones de afecto en público los indispusieron, Jorge le insinuó a Henry ir a su apartamento a continuar su animada charla, su esposa no estaba pues había viajado con su familia, allí podían seguir tomando…Henry no lo pensó dos veces, su esposa también estaba fuera de su casa y no tendría ningún problemasi se quedaba por fuera.

El apartamento de Jorge era muy agradable, Henry se sintió en un ambiente familiar , se quitó su saco y sus zapatos nuevos que le estaban tallando, Jorge fue a la nevera y constató que no tenía suficiente cerveza, sin embargo siguieron su charla pero ambos tocaron el tema de los gays y su manera de pensar respecto a este tipo de relaciones…coincidieron que no era bien vista sobre todo cuando se abusaba en público de expresiones, ademanes y cariciasmuy íntimas. No concebían las relaciones homosexuales…sobre todo entre dos hombres…concluyeron que aunque tampoco compartían las relaciones lésbicas desde el punto de vista estético eran pasables sobre todo si era entre dos mujeres jóvenes y bonitas…pero entre dos hombres no lo soportaban…

Jorge fue a servir otra cerveza pero se dio cuenta que se habían agotado, sin embargo la charla estaba tan amena y los temas compartidos los tenían muy entretenidos, aunque a veces sus opiniones eran opuestas , la seriedad delos argumentos esgrimidos los enriquecían …Jorge le dijo a Henry que si tomaban whisky pues la cerveza se había terminado…a la respuesta positiva Jorge sirvió dos bueno tragos sobre las rocas y continuaron la charla…pero ese cambio de trago empezó a caldear el ambiente…la mezcla de cerveza y whisky empezó a desinhibir a los dos hombres, la temperatura de sus cuerpos fue cambiando, se sentía un calor interno que abrasaba el cuerpo…Jorge se quitó la camisa dejando al descubierto un torso musculoso, sus brazos fuertes y sus pectorales le daban un apariencia atlética…Henry acuciado por el calor se quitó su camisa y su pecho velludo le daba un aspecto viril seguramente muy llamativo para el sexo femenino.

El alcohol continuaba rompiendo ese delgado límite entre el consciente y el subconsciente…Jorge entró en un estado casi de ensoñación, un recuerdo de infancia llegó a su memoria… era muy chico cuando presenció una felación entre dos hombres, estaba subido en un árbol con un primo cuando dos hombres llegaron y aprovechando la soledad del lugar se entregaron a una sesión de sexo oral…su envidiable posición les dejó ver con lujo de detalles todos los instantes de esa lujuriosa relación…terminado el espectáculo él y su primo estaba tan excitados que decidieron masturbarse y sus eyaculaciones copiosas fueron el telón que culminó ese acto de pasión. Henry sin querer también entró a escarbar sus recuerdos…se acordó de su juventud cuando sin querer queriendo descubrió una relación incestuosa entre un padrastro y su hijo…era una relación consentida, el viejo había sido un mujeriego de toda la vida, pero la presencia de su jovenhijastro había despertado en él un terrible deseo de tener relaciones con un hombre…hasta que lo consiguió y ese joven diariamente complacía al viejo penetrándolo a cambio de su hospitalidad en la casa.

Jorge sirvió otro dos tragos de licor…miró a Henry a los ojos…sus recuerdos lo habían hecho cerrar un poco sus ojos, pero los pensamientos que pasaban porsu cabeza en ese momento sin quererlo le habían provocado una ligera erección que no podía disimular…sin saber por qué Jorge se sintió excitado y también su verga empezó a enderezarse…cuando llegó donde Henry a pasarle el trago su pene erecto también se notaba debajo de su ropa. Jorge se sentó y sin pensarlo dos veces se quitó el pantalón quedando en bóxer…Henry también lo imitó pues sentía su pene aprisionado…los dos hombres sin hablar siguieron degustando el trago…pero también el licor continuó sirviendo como un catalizador erótico que aumentaba la libido de los dos hombres , sus mentes estaban en el pasado recreándose con recuerdos eróticos, pero sus vergas ansiosas estaban allí físicamente cada vez más paradas…los sorbos de licor se degustaban despacio…sus miradas estaban concentradas en las entrepiernas…cada uno veía como las vergas se paraban más y más…pero allí no había diálogo, ni palabras, ni acoso de ninguna índole…era una contemplación en silencio…el trago se acabó y Jorge fue a servir más, al caminar su verga erecta se insinuaba como un estandarte blandido ,Henry miraba ese pene erguido…recibió el trago y se quitó su bóxer…la verga se enderezó libre de la opresión de la pequeña prenda…era una verga larga de buen diámetro…Jorge lamiró extasiado…haciendo lo mismo se despojó de su bóxer y su pene erecto también emergió …era un miembro más corto pero de un mayor diámetro…ninguno pronunció palabra alguna…eran dos machos admirando sus encantos viriles…eran dos seres atraídos por un instinto raro…nuncales habían gustado los hombres… no sentían cariño entre sí…dos hombres que hasta hoy se conocían…sin embargo su inconsciente dejaba al descubierto un deseo de tener sexo entre ellos …así sencillamente…cada uno deseaba en lo profundo de su ser penetrar otro hombre y ser penetrado…no tenían niidea de que sensaciones sentirían pero las deseaban intensamente…el licor había despertado en ellos un lado obscuro que no conocían …

Los dos hombres continuaban mirándose…sus deseos mutuospuestos al descubierto en vez de hacerles sentir vergüenza por esas debilidades expuestas los llenaban de más expectativas…que se sentiría al ser penetrado por otro macho?...qué gusto se podría sentir al penetrar otro hombre y sentir aprisionado el glande por la presión de un estrecho esfínter anal ?…el trago iba acabándose y los deseosiban en aumento…y llegó el punto de quiebre cuando Jorge trajo otro trago…Jorge se paró frente a Henry que no aguantó más y acercó la cabezota cilíndrica de esa verga a su boca… Henry cogió el rollizo pene de Jorge con las dos manos y lo engulló con placer…la gruesa cabeza era difícil de manejar en su boca pero el deseo lo llevó a volverse un experto en felación …Jorge sentía temblar sus piernas cada vez que Henry succionaba con placer su pene…estaba al borde del orgasmo cuando decidió devolver favores, cogió la verga de Henry y como si fuera un experto empezó a mamar su pene erecto…la boca de Jorge hizo sentir a Henry cerca del cielo…ambos tenían un orgasmo a flor de piel…pero deseaban más , Jorge soltó el erecto miembro y arrodillándose en el sofá de la sala elevó sus cadera y puso su culo a disposición de Henry, el hombre no lo pensó dos veces…ensalivó el pequeño orificio y empezó a meter su lengua…la reforzó muy pronto con su dedo índice que empezó a dilatar el pequeño orificio…fue cuestión de tiempo…pronto el dedo penetró y se desplazó por el recto del anfitrión…era una sensación deliciosa…un pequeño ardor acompañado de un placer masoquista…el dedo fue dilatando el hasta hace poco apretado orificio…otro dedo acompañó el índice y cuando Henry sacó sus dedos miro ese culo dilatado…era un orificio que pedía verga…el pene de Henry se metió hasta el fondo… cuando Jorge sintió en sus nalgas el golpeteo de los testículos de Henry supo que estaba completamente clavado…luego el bamboleo de Henry sobre su cuerpo…eran metidas y sacadas de ese largo pene que arrancaba bramidos de pasión…y llegó el bombazo de semen en el culo de Jorge …era un candente líquido espeso…Jorge sintió algo indescriptible…Henry descansó y se colocó en una posición lo más cómoda para que Jorge lo clavara…ahora el anfitrión fue el que degustó la penetración anal…el grueso miembro viril de Jorge hizo vibrar las entrañas de Henry…el anfitrión en una cabalgata de lujuria subido en ese culo de Henry metía y sacaba su verga como un poseso…Henry recibía las embestidas de Jorge con sumo placer…cada vez con más impulso la rolliza verga de Jorge hacía temblar de emoción el curtido cuerpo de Jorge…también la copiosa eyaculación de Jorge inundo el culo y las entrañas de Henry…era como un enema de lava ardiente que se metía en las entrañas rectales…su culo le ardía pero el placer era tan intenso que mitigaba cualquier dolor.

Cuando ambos hombres habían eyaculado y sentido las delicias del sexo Jorge sirvió otro trago para mitigar la sed…ambos lo tomaron de un solo golpe…fueron al baño a ducharse …se asearon al máximo…volvieron a la cama y decidieron finalizar su faena con un 69 de locura…allí cada quien cogió la verga de su compañero y trenzándose en un nudo empezaron una felación reciproca buscando como única recompensa la obtención de una eyaculada copiosa para degustarla en su boca como un néctar delicioso…pronto lo consiguieron…el semen de los dos hombres lo degustaron lentamente …exprimieron sus vergas hasta extraer las últimas gotas de ese precioso líquido. El esfuerzo en esa relación, el efecto del licor degustado y la satisfacción de obtener un placer deseado hizo que Jorge y Henry se quedaran profundos. Al otro día madrugaron para reiniciar sus actividades normales…no hubo abrazos , ni caricias, lo de la noche anterior quedó en el pasado, sólo querían sexo y lo obtuvieron al máximo, cero compliques, cero romanticismos y mucho menosun compromiso entre los dos…sin quererlo ambos habían conocido el bud sex…era la primera vez pero no la última…otra experiencia deliciosa para repetir más adelante.

Publicación anterior Siguiente Mensaje