Andrés; nuestro primer amiguito de morbo

Andrés; nuestro primer amiguito de morbo
Escrito originalmente por ebanoyleo en Guiacereza.com

Ella tiene una curiosidad de morbo quiere ir a su ritmo, y leo está dispuesto a ir junto en cada etapa de su experiencia.

Una mañana en una conversación un tanto tímida y picante por WathAsapp, Eva comparte a Leo la admiración que ella recibe de Andrés, los dos disfrutan del nuevo admirador y leo comienza a soñar con un nuevo intento de placer para Eva, ella sigue sus trabajos en la oficina y disfrutando de la nueva persona en su vida. Andrés deslumbrado por la morena pelirroja de piernas grandes y trasero ancho continua en su postura de macho conquistador, coquetea y galantea a Eva, a ella le produce mariposas en el estómago, estudia sus piernas, pecho y boca.

En sus fantasías no está pajearse a un joven así, pero la ocasión hace al ladrón y todos los días para Eva no se presenta un hombre así.

Siguen tratando de terminar al día la responsabilidad en la oficina, mientras que Andrés degusta visualmente del culo sabroso que Eva expone, ella en su mente define si se puede hacer o no.

En una conversación que pretende calmar a Andrés le confía que su pareja es cómplice de sus pilatunas, esto aumenta el deseo de Andrés y continua en su propósito de darle una buena dosis de verga a ese moreno culo.

Eva decide llamar a Leo y le confiá sus pensamientos, expresa el prototipo de hombre que es Andrés y deja en el ambiente la posibilidad de manosearlo, esta conversación calienta a Leo de tal manera que le propone a Eva que se coma a Andrés, ella con una sonrisa nerviosa y con la curiosidad que le genera el acoso de este hombre contempla la posibilidad sólo de hacerle la paja, así que dice que si, pero solo de pajearlo o darle besitos.

Leo acuerda con Eva realizar una video llamada y saludar Andrés, marca y para todos, esta llamada es una estallido de emociones y sentimientos, los tres con sonrisas nerviosas se saludan y el tema central es la morena hermosa de pelo rojo de culo enorme y de piernas muy ricas, disimulan hablar del trabajo pero, el morbo esta en el ambiente y Leo recomienda a Andrés cuidar de su negra linda y le advierte que es una maquina de sexo y que es como un generador de energía.

La llamada se torna agradable y es como si fuera una gran complicidad para la diosa de ébano, se despiden y Leo queda con su verga hinchada y húmeda de sólo imaginar del placer de la hermosa diosa.

Andrés esta ansioso de comerse a Eva y le pide que se desnude. Eva como la hembra dominante y morbosa lo calma y asume su postura dominante, ella es la que tiene el control y decide cuando.

Andrés con su verga totalmente irrigada y con el único deseo de clavarla en la entrepierna de la negra pelirroja asume una sumisión como el perro que obedece a su ama, Eva se arrodilla y comienza por soltar la correa del pantalón, acaricia una verga de glande grueso sobre la ropa y sobre piel la tela negra de la minifalda deja ver el hermoso trasero y la mitad de las piernas que harían soñar al macho mas fuerte.

Eva, juega con el pantalón y decide bajarlo lentamente mientras disfruta de una hermosa verga totalmente irrigada como paisaje, su entrepierna palpita y su boca se humedece sólo pensar de la rica mamada que le va a dar, Ahora decide quitar el bóxer mientras da pequeños besos sobre el ombligo, el aroma a macho joven diferente de su macho propio le despierta mas morbo y su vagina comienza a humedecer y a palpitar, sólo piensa en el deseo que compartirá con su Leo.

Andrés al bordo del deseo retrae su abdomen y su verga se pone como mástil de barco, Eva termina de bajar el Bóxer y queda completamente expuesto junto con un par de enormes huevos llenos de leche, el macho alebrestado cecea con su boca y espera el acto seguido de la perversa dama.

Ella degusta con la mirada del macho sumiso por sexo, desde la boca recorre con sus ojos al deseoso hombre, baja por su pecho y se detiene en su abdomen, clava su mirada en la hermosa y joven verga totalmente erecta, su mano derecha empuña el órgano viril y por su palma recorre el tibio palpitar de la jugosa verga, y como respuesta ella decide darle un solo apretón de placer, como si se tratase de un tuvo de crema inmediatamente y de un estallido brota un chorro de semen.

Acto que deja perpleja y desconcertada con sus ganas húmedas a la caliente morena.

Publicación anterior Siguiente Mensaje