3. DÉJAME SOBREPASAR TUS ZONAS DE PELIGRO (De Lucas y Daniel. Tercera Parte)

3. DÉJAME SOBREPASAR TUS ZONAS DE PELIGRO (De Lucas y Daniel. Tercera Parte)
Escrito originalmente por luca2014 en Guiacereza.com

Nunca imagine que sin responder verbalmente a un ¿y entonces? Una bocanada de humo fuera un sí (lo que se pierden los académicos de la RAE)

Cuando los astros se alinean para favorecerte: No había terminado de fumar el cigarrillo, y aun con algo de cerveza sin ingerir, cuando me entro la llamada de mi novia: amor, no te escucho bien ….. esta mala la señal … sí, claro ve, pq estoy en reunión con la gerencia y esto es para largo, no se sabe cuando termine… tu sabes cómo es esto…. me da pena contigo mi amor …. Bueno, bueno, listo, si, si con Laura y Jenny…. pero, ¿! se van a quedar!? Entiendo, que remedio …. Si, entonces el domingo nos vemos. Cuídate mucho…. Besitos a Laura y Jenny. Muaaaaa. (Cara…collll, de lo que te estás perdiendo, sin saber nada de actuación, interprete mi primer papel actoral, y salió bien)

Daniel fue muy discreto, tomo distancia, aunque alcanzaba a escuchar. Note que dudó, y regresando me dijo que no sabía tenia novia, pero que respetaba eso y no era su problema. Yo solo lo mire, y alcance a decir, no es, no será nunca un problema. Me lanzo unos golpecitos al hombro mientras regresábamos al grupo, jamás hablamos de eso.

Ya siendo las 7,30 pm, cada quien empezó a definir su plan de retirada, una vez cumplido el propósito de socializar entre amigos. De mis tres amigos/colegas, dos ya tenían planes, uno no, y yo pues acababa de desechar el plan con mi novia, y me lanzaba a la incertidumbre. Algo parecido le ocurrió a Daniel, estaba aprensivo sobre lo que podría pasar después.Yo tome la iniciativa, decidimos que los tres nos iríamos a rumbear un rato, por la 93. Bajamos a tomar mi coche, y salimos a nuestro destino, aunque fue Carlos Andrés quien dijo que mejor en chapinero, más cerca, y aclaro que no soy hay bares gais, y llamaría a su novia para que nos alcanzara; así que los tres nos soltamos las carcajadas y así lo decidimos.

8.20 llegamos al sitio, buen ambiente, no tan lleno aún, y lo más cercano al polo norte. Decidimos no seguir con cerveza y compramos 2 vodka y dos jugos de naranja opcional. La novia de mi amigo Carlos muy bacana, enseguida entro en empatía. Como había opción de bailar, ellos no perdieron oportunidad, nosotros tampoco (pero no para bailar) había mucho que conversar y decidir.

Se repitió la pregunta: ¿y entonces? Esta vez la hice Yo. No respondió aún. Hijo único, vive con su mama y un hermanito de 5 años. Acaba de terminar con su novia, y estaba algo confuso en como proyectarse en la vida. No sabía lo que quería, pero estaba ahí, compartiendo en un bar, con colegas. Opté por no replicar sus respuestas personales, solo repetí ¿y entonces? Llegaron de bailar, la suerte que se fueron de inmediato al sonido de felices los cuatro…

Dije, voy al baño. Dijo, yo también. Salían tres, entramos dos. Basto 2 minutos de relativa privacidad: Daniel, muerto de miedo, bajo sus manos a la altura de mi entrepierna, me bajó la cremallera y sacó mi verga a través de la abertura. Yo lo acerqué a mí, y le di un beso. En solo dos minutos decidimos que queríamos.

11 pm. Ya todos decidimos irnos. Sobraba una botella, que al azar me toco, dejamos a Carlos y su novia en Héroes, y había que decidir si llevar a Daniel a Modelia, y regresarme a Teusaquillo, solo, con la peligrosidad de la noche. Decidimos quedarnos en el Hotel Iusiones Inn, ¡por Marly (!!por aquello de la seguridad!!, y porque en la información que buscamos en internet, era relativamente económico, discreto, y con posibilidad de parqueadero la noche entera hasta 24 horas). Daniel llamo a su casa para avisar que no regresaba “estaría trabajando toda la noche”, y había que cumplir con la empresa.

Nota: Si deseas saber que paso, escribeme

Publicación anterior Siguiente Mensaje